image

Los proyectos de las obras de rehabilitación no son rígidos en su constitución. El tipo de edificación, su uso pasado, su nuevo uso, sus materiales, su valor histórico, la mezcla de los materiales tradicionales con los más novedosos, la aplicación de las nuevas tecnologías… obligan a buscar la solución más adecuada en cada caso.

No obstante, pese a la personalización de cada estudio sí puede definirse una metodología de trabajo que seguimos para afrontar con la mayores garantías posibles cada proyecto que se nos encarga:El rico patrimonio arquitectónico de nuestro país nos obliga a tomar conciencia de lo que nos ha sido legado y nos exige una actitud respetuosa hacia aquellas obras dignas de preservarse a lo largo del tiempo. El sentido fundamental con que se ha construido cualquier edificio es el de ser utilizado. Cuando un edificio, dañado por el paso del tiempo y por la frecuente afrenta de la mala conservación, se rehabilita nuevamente para ser habitado adaptándolo a los requerimientos del momento sin privarle de su idiosincrasia, se le devuelve a él y a su entorno un sentimiento de orgullo.

En Estudio Lanzarote tenemos que reconocer la debilidad que representa para nosotros este tipo de obras pues el trabajo en ellas invertido siempre es plenamente gratificante. Nos sentimos afortunados que desde ya hace años numerosos clientes nos confían la rehabilitación de sus propiedades.Los proyectos de las obras de rehabilitación no son rígidos en su constitución.

El tipo de edificación, su uso pasado, su nuevo uso, sus materiales, su valor histórico, la mezcla de los materiales tradicionales con los más novedosos, la aplicación de las nuevas tecnologías… obligan a buscar la solución más adecuada en cada caso. No obstante, pese a la personalización de cada estudio sí puede definirse una metodología de trabajo que seguimos para afrontar con la mayores garantías posibles cada proyecto que se nos encarga:

:: Recabar información del inmueble original y de las modificaciones que posteriormente haya sufrido hasta el estado actual.

:: Concreción de la rehabilitación del edificio para su nuevo uso con las consideraciones anteriormente citadas.

:: Desarrollo de la terapéutica curativa para los daños que pueda sufrir el edificio y la definición de las técnicas de reestructuración o de obra nueva.

:: Estudio estructural del edificio: inspecciones y catas que permitan diagnosticar los procesos patológicos que puedan darse. Cálculo numérico de la estructura actual y de sus modificaciones.